ORACIÓN A SAN BENITO

Glorioso San Benito, monje benedictino,

que llevaste una vida contemplativa en el monasterio

elevo mi voz para invocarte y suplicarte

que intercedas por mi ante nuestro Dios Supremo

por mi salud tanto física como espiritual.

dale luz a mi alma y protégeme de todo mal

Líbrame de maleficios e infamias .

confío plenamente que si estoy bajo tu amparo,

estaré bien protegido.

Bendito monje San Benito Abad,

 orienta guía mis pasos por el sendero del bien,

te pido que me protejas y reguardes también a mi familia,

 nos libres de nuestros enemigos,

de la envidia y de todo peligro circundante

San Benito, por tus virtudes, fuente de inspiración

ayúdame para llevar una vida digna, según tu voluntad

San Benito piadoso, tu tienes el poder que Dios te ha otorgado

para defendernos y protegernos de la maldad,

por lo que te ruego por mí y por mis seres queridos,

que tu amparo le brinde el sosiego a mi atribulado corazón

San Benito que llevaste una vida ejemplar

concédenos tu caridad,

pues son muchas las dificultades y tropiezos que en mi camino he encontrado,

intercede ante le presencia de Dios, nuestro amado Padre celestial

 para aliviar mis penurias y regocijar mi espíritu,

por cuanto son muchas las aflicciones que me roban la tranquilidad.

Quita de nuestra vida, de nuestro hogar, las persecuciones de cualquier alma maligna

 líbrame de cualquier mentira de las personas que hablan mal y de cualquier brujería.

Ruega por nosotros al Señor,

para que quite nuestros males espirituales y sana nuestro cuerpo.

San Benito te pido para que me aliente con tu divina presencia,

pongo en tus manos mis preocupaciones, angustias y problemas,

Ayúdame a transitar por el camino del bien

aléjame del peligro y enemigo.

Retira de mi mente todo aquello que me perturbe,

 me robe la armonía y el equilibrio.

Aleja de mi corazón sentimientos de violencia,

ira avaricia, codicia, envidia todo lo pecaminoso.

Dios padre creador, tú que inspiraste a San Benito para hacer una regla de vida

 haga que nosotros podamos mantener los mandamientos.

Dios, así como San Benito describe en su regla para todos lo que buscamos a Dios,

 danos el don de la contemplación, para que podamos ver y entender la vida en la tierra

 de la misma forma como tú la vez.

Dios usted que inspiro y le dio sabiduría a San Benito

 haga que nosotros pecadores podamos amar lo que él amó

 y poner en práctica lo que él enseñaba.

San Benito muéstranos como vivir para poder morir en el amor de Dios.

Dame fortaleza en el combate, contra las tentaciones del maligno, paciencia y prudencia.

Amén.

Biografía de San Benito.

San Benito nació en Nursia (Italia) en el año 480, su padre fue Anicio Eutropio, quien fue Conde de Nursia, por lo que San Benito provenía de una familia muy ilustre, y tuvo una hermana que perteneció a la escuela Escolástica, pues también incursionó en el cristianismo, la misma posteriormente fue beatificada.

Su niñez se llevó a cabo en Nursia, y sus primeros estudios los cursó allí. Después lo enviaron a Roma con la finalidad de que se formara en Filosofía y oratoria. En Roma no se sintió a gusto por la forma de vida que llevaban los hombres que vivían ahí; una vida desordenada y caótica una forma demasiada libertina muy depravada en la lujuria, en el goce desenfrenado sin ningún tipo de moral y se alejó de ese ambiente.

A partir de ese momento según la leyenda se aisló del mundo exterior y se fue después de haber hecho un milagro. Vivió en una gruta de difícil acceso en Affile, vivió como ermitaño por varios años en una región rocosa, rustica, llena de maleza, sin ningún tipo de cultivo y luego de permanecer por tres años dedicado exclusivamente a la oración y al sacrificio, fue descubierto por unos monjes que residían en Vicuvaro, en Tivoli y en Subiaco sobre la cumbre de un farallón y no tenían quien los dirigiera, su jefe y le propusieron a San Benito que asumiera como abad, al principio no quiso pero a la final acepto, los reunió, el tenia el control y la dirección total sobre todos los monjes que le exigía estar en permanente alabanza al nombre de DIOS.

Desde ese entonces, fue ampliamente reconocido por la comunidad cristiana, por lo que muchas personas acudían a él, con el propósito de para pedirle una orientación espiritual o un sabio consejo.

San Benito muere en el año 547, en la Abadía benedictina de Montecasino, el 21 de marzo.

Regla de San Benito, el monje.

En el año, 529 en Montecasino San Benito funda el famoso monasterio, considerado como la casa Benedictina y allí nace la regla de los monasterios la cual estaba destinada para normar el modo de vida de los monjes.

Su propuesta consistía en llevar una vida dedicada a la práctica y ejercicio de la perfección espiritual, contemplativa de oración, silencio y claustro, la pasión de San Benito la religión y por ello fue que estudio y recibió clase de religión y filosofía siendo adolescente se decide dedicarse más a una vida de monasterio.

San Benito es el patrono de los exorcistas, es muy popular en iglesia católica gracias a los milagros que hizo en vida, por ejemplo hacer aparecer una serpiente de su copa envenenada, descubrir el intento de envenenamiento que le quiso hacer un hombre que lo envidiaba en otra ocasión hizo que un cuervo hablara y confesara quien lo había enviado. El mismo animal llego a san Benito con un trozo de pan envenenado en su pico gracias a este animal se convirtió en uno de sus símbolos que lleva la medalla así como la serpiente en la copa.

La devoción a San Benito .

Es un santo muy venerado en la iglesia católica, por lo general las personas cuando les hacen una oración a san Benito lo hacen solicitando sus buenos oficios cuando sienten que le están haciendo daño, para alejar su energías negativas, para pedir por su protección de la vida de san Benito se conoce muy poco se sabe que fue monje religioso que practicaba la religión accidental llegando a convertirse un símbolo de la iglesia, en la actualidad muchas personas usan como protección una medalla y una cruz para su protección.

Emulando a la que San Benito utilizaba las devotas las usan como símbolo de refuerzo contra las malas personas que tienen energía negativas, es gracias a esto que muchos han logrado librarse del mal de ojo. San Benito creo la regla de San Benito en ella explica de una manera muy detallada como se puede agradar a Dios, cuales son los pasos que debe seguir un monje para acercarse más a Dios y como se puede ayudar a la humanidad en general

Podemos decir, se dedicó en cuerpo y alma a cumplir las enseñanzas escritas por el, y a inculcarle a los monje que también las cumplieran, ya que era un hombre extremadamente planificado y cumplia al pie de la letra lo que había escrito con máxima disciplina y el compromiso que se requiere para desempeñar dichas actividades, trataremos de enumerar algunos de los milagros de San Benito y que en su momento eran muy comentados por la gente, por ejemplo, unos hombres le tenían envidia y trataron de envenenarlo ofreciéndole una copa de veneno, de la misma logro convertir el fondo en una serpiente, fue guiado por Dios ah que no lo tomara, otro es una anécdotas movió una piedra solo con el poder de la oración en fin la FE mueve montañas y San Benito a través de la oración demostró que todo se puede hacer.

Su gran dedicación a la vida contemplativa, su amor y su energía están sustentados en la Santa Santa Cruz, conocida como la Cruz de San Benito, con la que efectuó varios milagros, por cuanto dedicaba mucho tiempo a rezar, lo hacía desde muy tempranas horas de la madrugada, hacia también trabajo manual en el monasterio veía el trabajo como algo hermoso. Era vegetariano y ayunaba todos los días fue un poderoso exorcista tenía ese don para someter a los espíritus malignos lo ejerció utilizando como sacramental la famosa cruz de San Benito.

Además de la oración de San Benito, quizá te interese:

Oraciones de misericordia

La salud mental y física son muy importantes, por eso pedimos siempre la intercepción de San Benito para tener paz en nuestra alma, paz que a veces no conseguimos porque deseamos algo con tantas ganas, hacemos de todo, algunos saben hacer magia blanca, y aunque esta no es oscura y no es impura, la fortaleza de la oración no la da nada más. Cuando sintamos que nos quebrantamos y no podemos más, hagamos una fuerte oración a San Judas Tadeo, el patrón de los imposibles, él nos escuchará y nos ayudará a que todo en nuestra vida se resuelva.

Cuando buscamos misericordia para resolver problemas económicos y necesitamos que regrese la armonía a nuestro hogar, podemos hacer oración a San Cirpiano para tener dinero, él en su divina providencia hará que nuestro padre escuche nuestras suplicas, y que la tranquilidad llene nuestra casa. Además de que ayudará en esos problemas de dinero.

Las urgencias

Cuando queremos sentir paz en nuestra vida buscamos hacer la oración a San Benito, pero si lo que necesitamos es urgente, podemos acudir a San Expedito en oración, es el patrón de los casos más urgentes. Él nos cubre con su amor y nos alumbrará en las penumbras.

Cuando los problemas se vuelven más fuertes y sentimos que todo se ha juntado, hagamos oraciones poderosas, no paremos de clamar el amor de Dios, esa paz que nos transmite orar nos ayudará a sobrellevar todo problema y a buscar la mejor solución de la mano de Dios.

Aún cuando los momentos se vean cada vez más oscuros, a un alma católica lo único que da alivio es acercarse a Dios, hagamos oración milagrosa al padre con toda nuestra fe, él nunca abandona a sus hijos, y sentimos como él nos acoje en su mano preciosa. Todo tendrá la inmediata solución y no debemos dudar de ello.

Quizá te interese:

  • Cuando las cosas se salen de control, debemos orar al justo juez para casos difíciles, y veremos la misericordia de Dios con nosotros.
  • Los padres nunca dejan de orar por los hijos, porque en vida son los seres que más quieren y por los que más preocupaciones tienen, haz cada día esta oración: oracionporloshijos.net.
  • Levántate agradecido por un día más, haz una poderosa oración de la mañana y verás cómo tu día se desarrolla en gloria y alabanza a Dios.
  • San Miguel Arcángel es el caudillo de los cielos, el que cuida los ejércitos celestiales, acudamos a él para que nos proteja de todo mal.

Imágenes de oración a San Benito

la-oracion-a-san-benito san-benito-oracion oracion-para-san-benito oracion-san-benito