Oraciones milagrosas a San Benito

San Benito es uno de los santos al que los devotos, más fe le tienen. Sus múltiples favores hablan por sí solos de su gran poder y misericordia. Esto ha llevado a que día a día sean más las oraciones milagrosas a San Benito que podemos escuchar.

La devoción a este santo se ha extendido por todo el mundo, sobre todo en las comunidades africanas en América Latina. Allí son numerosas las fiestas y las tradiciones que giran en torno a este milagroso santo.

El mensaje más directo en la devoción es la celebración y el regocijo por los favores recibidos. Un acto posible, puesto que es en la aflicción donde hay mayor recurrencia en el clamor de las oraciones milagrosas a San Benito.

De esta manera, nos sentiremos llenos de su poder y con su bendición seremos capaces de lograr todo aquello que nos resultaba difícil de resolver. Es una forma de fortalecer el espíritu.

Oraciones milagrosas San Benito

Oración Milagrosa a San Benito para mejorar profesionalmente

¡Oh! Glorioso San Benito patrono de los africanos. Tú eres toda humildad y bondad, y te has llenado del Espíritu Santo por medio de la gracia del Padre.

Escucha a este hijo tuyo que hoy viene ante ti a suplicarte tu santa intercesión. Para que me asistas en lo que desde mi corazón ya conoces.

San Benito amado necesito de ti un milagro que me permita alcanzar los objetivos que me he propuesto como profesional.

Siento que a pesar de estarlo dando todo, no me está siendo fácil lograr lo que quiero a través de mis conocimientos.

Solo tú que eres toda ternura y sabes del esfuerzo que he hecho para alcanzar mis metas.

Gracias por escucharme y por nunca abandonar a este hijo tuyo que siempre te tiene presente en sus oraciones y siempre te tendrá. Amén.

Oración Milagrosa a San Benito para protección

San Benito amado, tú que fuiste elegido de entres tantos por nuestro Señor para ser el protector de tus hijos menos favorecidos en el mundo. Hoy vengo ante ti para pedirte seas mi amparo y mi sosiego en mis días más oscuros.

Concédeme el milagro de tu misericordia y aparta de mí todo aquello que pueda dañarme en algún momento de mi vida.

Insigne San Benito, ruega por mí de manera que pueda ser digno de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Y que solo su ley sea el cayado que rija mi espíritu.

Gracias mi Santo Africano porque sé que así como tu cuerpo permanece incorrupto, así seré yo ante las tentaciones y no me doblegaré.

Porque a través del milagro de tu amor, seré invisible a la maldad del mundo y todo lo bueno tendrá paso libre para inundarme.

Gracias San Benito por obrar en mí y ser el milagro de Dios en mi vida. Amén.

Oración Milagrosa a San Benito para la salud

¡Oh! Glorioso padre San Benito, ferviente ejemplo de amor y santidad, espíritu lleno de bondad e impoluto corazón.

Hoy vengo humilde ante ti, a pedirte que por medio de tu gracia me concedas el milagro de sanar mi cuerpo de este mal que le aqueja.

San Benito de mi devoción, estos últimos días han sido agotadores. Mi cuerpo desfallece ante la lucha, pero sé que tú me darás la fuerza que necesito para recuperar mi salud.

Me entrego a ti plenamente confiado en tu poder sanador. Y por medio de tu sagrada intercesión ante el Padre, poder continuar mi vida para terminar mi función aquí en la tierra.

San Benito amado, dame el milagro de la sanación y jamás dejaré de proclamar por el mundo cuan dulce y bondadoso eres.

Gracias por estar siempre a mi lado, nunca me abandones. Amén.