Oración de San Benito para la salud

San Benito Bendito, frente a ti estoy

para pedirte con profunda veneración

que interceda ante Dios Padre Todo Podre por nuestra salud,

la mía, la de mi espose, la de mis hijos y familia.

Protégenos de enfermedades infecciosas y contagiosas

que pululan hoy en el mundo, de epidemias,

de gérmenes malignos, de enfermedades terminales,

de cualquier tipo de patología, te rogamos sea vigilante de nuestra salud,

necesito estar sano para poder trabajar,

llevar el sustento a casa y mantener mi hogar.

San Benito, dame fuerza, fortaleza,

energía salud física, mental, y espiritual,

no permita nunca que nuestra mente sea débil

y nos dejemos arrastrar por las tentaciones del demonio

aléjalo San Benito, que se encuentre con un muro de contención

que es usted por el gran poder que le concedió Dios Nuestro Señor.

Eres muy milagroso, desaparezca de nosotros

todo vestigio de miedo, odio, rabia, ira, venganza,

maldad, soberbia, envidia, desanimo, tristeza,

y de toda emoción negativa que perturba nuestra paz espiritual,

somos hijos de cristo, y ferviente creyente de San Benito.

Protéjanos y ampáranos para seguir transitando

por el camino del señor que nos da luz, claridad,

conciencia, alegría, felicidad, fe y amor,

para estar más cerca de Dios y ayudar al prójimo.

San Benito, bendito, infinitas veces diste muestra de bondad,

humildad, desprendimiento, haga que todas tus virtudes

renazcan en nuestros corazones, para ayudar a nuestros semejantes

y hermanos como usted lo hizo con los frailes que les inculcaste amor- trabajo.

Amor, para que estuvieran más cerca de Dios y ayudar al prójimo.

Dame buena salud para trabajar y salir adelante

fuerza para enfrentar el peligro, claridad para pensar,

prosperidad para poder ayudar al más necesitado.

San Benito, en ti confió plenamente,

soy tu fiel creyente, agradecido estoy por muchos favores

recibidos me entrego a ti, para que me des plena salud,

dame fuerzas y energías, líbrame de todo lo pecaminoso y que me hagan daño,

No permita que mi cuerpo o mi alma se enfermen,

dame salud física y espiritual, aleja al maligno,

al envidioso y todo aquel que se acerque con malas intenciones.

San Benito, querido agradecido estoy porque me escuchas mis plegarias,

conoces mis peticiones, ayúdame a resolverlas,

has de mí una persona sana con mucha energía

para poder enfrentar y solucionar todas las vicisitudes

que se nos presentan en esta vida,

Amén.

¿San Benito nos protege en la salud?

En este mundo globalizado, está prohibido enfermarse, los altos costos de los medicamentos, el no tener un seguro básico se hace más complicado, unos sectores muy importantes de la sociedad de todo el planeta carecen de recursos para tratarse con un médico que preste servicio privado, el servicio público no se da abasto, hay muchas personas que demandan el servicio, pero no son atendidas.

¿Qué hacer ante esta situación?,. Solo nos queda pedirle ayuda a Dios, Primeramente, que no nos enfermemos, y recurrir a la oración que hace milagros, la oración dicha con mucha devoción, con fervor, con sentimiento, con mucha convicción, con esperanza, con fe es la mejor medicina para curar nuestras dolencias físicas y espirituales, la transmisión de energía positiva pidiéndole a San Benito para que interceda ante Dios por nuestra salud mental, física y espiritual hace posible los grandes milagros.

Debemos saber que nuestras plegarias son escuchadas por San Benito, él es un ser tan especial, lleno de infinita bondad nos concede y ayuda en los petitorios que le hacemos, él está revestido por el poder concedido por Dios para ayudarnos, orientarnos y protegernos. La oración como instrumento para estar más cerca de Dios nos da la confianza de ser escuchado por él y se dé el milagro.