Oración de San Benito para dormir

San Benito bendito, estoy aquí pidiendo

que me proteja y cuide mi sueño

 en esta noche, proteja a mis hijos y familia,

con mucha vehemencia te imploro

para que sea mi guardián,

protégeme por siempre

tanto de día como de noche.

San Benito, usted que ayuda al humilde,

al pobre, al desamparado,

al más necesitado, té pido ayuda,

socórrame, sea mi guía, oriéntame,

fortalezca mi mente, mi espíritu,

lléname de amor, alegría, esperanza y felicidad,

mañana al despertarme será un nuevo día

y procuraré ser más humilde,

caritativo y bondadoso con el prójimo.

En esta noche antes de dormir,

quiero darte las gracias por todas

tus enseñanzas, tanta bondad, tanta pureza,

tanto amor a Dios misericordioso,

cuida mi sueño que sea reparador y relajado

que no tenga ningún tipo de perturbaciones,

ni pesadillas, blíndame de todo mal

y peligro, que al despertar este cargado

de mucha energía para hacer

el bien a quien lo necesite.

Grandioso San Benito

me entrego a Dios todo poderoso y a ti,

para que esta noche al dormir

tenga revelaciones de lo que voy

a hacer en esta vida, soy tu fiel devoto

y deseo entregarme íntegramente a Dios

como usted lo hizo sin aspaviento

con mucha humildad y rectitud,

dame fortaleza, fuerza y

energía para lograr mi acometido.

San Benito, hoy trabaje fuertemente

lo hice de la mejor manera tomando

tu ejemplo de honradez, humildad y

rectitud, te pido en

esta oración para dormir

que me des tu calor,

tu brillo, tu luz plena,

tu energía, tener comunicación con usted

es gratificante, me transmite confianza

y paz en mi corazón, en mi espíritu,

proteja mi sueño,

acompáñame es estos

momentos a descansar

plenamente y tranquilo.

Protégeme en estas

horas que estoy dormido,

son horas de descanso, no permita

que la intranquilidad y los problemas

del día se reflejen en mis sueños,

lléname de paz y tranquilidad,

de ternura, dame paz espiritual.

San Benito bendito,

té pido tu preciosa ayuda

para que interceda antes Dios

y me proporcione serenidad

calma y reposo a mi alma,

sabiduría a mi mente, fortaleza

a mi cuerpo, aleje de mí,

de mi familia de mis hijos de peligros

e infortunios, de desgracias,

de mala suerte y de desdicha,

aclare mis pensamientos,

voy a dormir en paz en compañías

de Dios todo poderoso y

de usted virtuoso San Benito

Amén.

¿Por qué San Benito es tan trasendentan en la iglesia católica?

San Benito, con cualidades extraordinarias, con una bondad infinita hacia el prójimo, hacia los humildes a los más pobres, ponderado, equitativo y justo, nació en una familia noble romana que no escatimaron esfuerzos para darle una buena educación en filosofía y retórica, decepcionado de la sociedad que vivía en esos momentos la mayor degradación y pérdida de valores morales y éticos, el comportamiento desenfrenado lleno de matices inmorales lo obligaron a tomar una gran determinación.

Fue cuando decidió salir de Roma y se alejó del «mundo,» se fue a vivir como un ermitaño. en una gruta, vivió en esa condición solo, entregado a la oración y al ayuno, al sacrificio, más tarde, unos pastores lo vieron, estos se encargaron de hablar de su existencia y su fama transcendió, muchos fueron a consultarle en la parte espiritual, incluso monjes que vivía cerca que tenían un monasterio le ofrecieron que él fuera quien lo presidiera, ya que estaba vacante ese cargo. Él aceptó y fue cuando escribió las reglas de San Benito.

Su manera de ser, su filosofía, la forma de ver el mundo, lo carismático, lo milagroso, lo bondadoso, lo puro, lo recto, hace de él un Santo excepcional, Dios le concedió poderes milagrosos para ayudar a los más menesterosos, a los más necesitados no sólo de alimentos para el cuerpo sino para su espíritu, nos enseñó muy claramente que la oración, la disciplina y el trabajo son las vías para trascender a un nivel superior y estar más cerca de Dios.